A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Ejemplos de Moléculas


Definición de molécula

El concepto de molécula fue introducido por el filósofo y científico francés Pierre Gassendi hacia 1650. Una molécula es la mínima unidad de una sustancia que conserva sus propiedades químicas, es eléctricamente neutra y puede estar conformada por átomos iguales, como sucede, por ejemplo, con la molécula de oxígeno (O2) o la del nitrógeno (N2)─ dos de los principales gases que componen  la atmósfera─, o bien estas pueden estar constituidas por átomos  diferentes, tal como ocurre en sustancias tan comunes en nuestra vida cotidiana como el agua (H2O) o el dióxido de carbono (CO2). En los citados casos se combinan dos elementos, pero podrían combinarse tres, cuatro, cinco o incluso muchos más elementos, dando lugar a moléculas bastante complejas.

Anuncios

Macromoléculas

Cuando las moléculas son grandes se las suele denominar macromoléculas. Los seres vivos contienen en sus estructuras importantes macromoléculas que actúan como materiales estructurales, de reserva, de sostén, de acopio de información genética, etc. Muchas macromoléculas son el resultado de un proceso de ensamblado gradual conocido como polimerización.

Son ejemplo de ello el glucógeno, el almidón, la fibrina, la queratina, la celulosa, el ácido ribonucleico, la parafina, la quitina, la elastina, la gelatina, el ácido palmítico, etc.. También existen importantes macromoléculas sintéticas, como el cloruro de polivilino o PVC, con el que se fabrican caños y demás materiales de construcción, el polietileno y polipropileno, tan usado para fabricar bolsas y demás tipos de envases.

Descripción de moléculas

Para describir a las moléculas, la química tiene sus propios códigos. Una forma bien simplificada es la denominada fórmula molecular, que no es más que una representación convencional de los elementos que integran ese compuesto. Una fórmula molecular se compondrá de símbolos químicos (una o dos letras) y subíndices numéricos: los símbolos se corresponden con los elementos de la tabla periódica que conforman el compuesto químico y los subíndices indican la cantidad de átomos de cada elemento que está presente en el compuesto.



La otra opción para describir una molécula es escribir su fórmula esqueletal o desarrollada, que es la que con un dibujo basado en líneas y letras va representado cómo se  enlazan o combinan los diferentes átomos que componen la molécula.

Las moléculas pequeñas son tan importantes para la vida como las más grandes; de hecho el agua que nos hidrata y sin la cual no podemos vivir y el aire que respiramos se componen de moléculas bien pequeñas y sencillas, el oxígeno (O2) es un claro ejemplo de ello. La lavandina que usamos a diario es una solución de hipoclorito de sodio (NaClO), otra importante molécula que combina cuatro elementos: cloro, hidrógeno, oxígeno y sodio. El agua oxigenada (H2O2) y el alcohol etílico o etanol (C2H6O), sustancias desinfectantes por excelencia, combinan en su molécula de manera bastante simple oxígeno e hidrógeno y oxígeno, hidrógeno y carbono, respectivamente. Otra molécula que nos acompaña a diario es el cloruro de sodio (NaCl), la sal de mesa.

Artículos Relacionados:


Derechos Reservados

© Está permitida la reproducción parcial o total de los artículos de este sitio web, con la condición de que sea reconocido mediante un enlace como fuente de información consultada.