A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Ejemplos de Alcanos


La química orgánica se ocupa del estudio de las moléculas orgánicas, esto es, de aquellas constituidas por uniones carbono-carbono o carbono-hidrógeno. Dentro de este último grupo encontramos a la familia de los alcanos como uno de los principales grupos de hidrocarburos, de hecho, se considera a los alcanos los hidrocarburos más simples. Los alcanos son compuestos hidrocarbonados alifáticos que responden a la fórmula básica CH3-(CH2)n-CH3, formando habitualmente estructuras lineales de diferente longitud; si bien existen también estructuras cíclicas conocidas como cicloalcanos.

En lo que respecta a su origen, los alcanos se pueden obtener a partir de fuentes naturales como el petróleo o el gas natural, o bien por procedimientos de síntesis a escala de laboratorios o en reactores, por hidrogenación de alquenos en presencia de catalizadores metálicos como paladio o níquel. El gas natural, por ejemplo,  está constituido principalmente por dos alcanos de cadena corta,  metano y etano, que contienen, respectivamente, uno y dos átomos de carbono.

Anuncios

Precisamente la nomenclatura de los alcanos toma en consideración el número de carbonos que conforma la cadena principal (ya que podría haber ramificaciones en la molécula).

Así, el nombre surge de la adición de la terminación “-ano” al prefijo que indica la cantidad de átomos de carbono. Como ya se indicó, se llama metano el alcano de un carbono (fórmula: CH4) y etano el de dos (C2H5). Otros ejemplos de alcanos son el propano (tres carbonos), el butano (cuatro carbonos), el pentano (cinco carbonos) y el hexano (seis carbonos). Ejemplos de cicloalcanos son el ciclopropano, el ciclopentano y el ciclohexano.

Características de los Alcanos

Con respecto a sus características químicas, los alcanos son no polares, poco solubles o insolubles en agua, en cambio, son muy buenos disolventes de grasas y algunas ceras, con bajos puntos de ebullición. Los alcanos de cadena más corta son gaseosos a temperatura ambiente; los de cadena media (5 a 17 carbonos) son líquidos volátiles  y los que contienen más de 18 átomos de carbono son sólidos. Son menos densos que el agua a temperatura ambiente y en general son poco reactivos.



Utilización de los Alcanos

Desde el punto de vista de su aplicación, los alcanos son muy importantes ya que se utilizan como combustible domiciliario e industrial, en virtud de la gran cantidad de energía calorífica que liberan al oxidarse. Dan combustibles de alta confiabilidad y eficiencia. El propano y el butano, por ejemplo, suelen emplearse como gases licuados y también como propelentes en aerosoles. Algunos alcanos como el heptano o el octano se usan como combustibles en motores de combustión interna, y aquellos de 16 carbonos en adelante suelen ser importantes componentes de aceites lubricantes utilizados en diversos tipos de maquinarias.

Por otro lado, algunos polímeros sintéticos como el polietileno y el polipropileno, tan usados hoy en la industria plástica y otras, son alcanos de largas cadenas,  con miles de átomos de carbono en su estructura.

Artículos Relacionados:


Derechos Reservados

© Está permitida la reproducción parcial o total de los artículos de este sitio web, con la condición de que sea reconocido mediante un enlace como fuente de información consultada.