A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Ejemplos de ácidos


Se designa como ácidos a aquellos compuestos que pueden donar protones; las moléculas que pueden incorporar protones se denominan bases o álcalis. Al disolver un ácido en agua se produce la ionización o disociación de aquel y la solución resultante adquiere un pH menor que 7.

Existen muchísimos ejemplos de ácidos en la naturaleza y en los seres vivos; también se pueden obtener diversos ácidos por procedimientos de laboratorio. En general se los clasifica en dos principales tipos: fuertes y débiles.

Anuncios
  1. Los primeros son aquellos con gran tendencia a la disociación a concentraciones ordinarias;
  2. los segundos son los que tienden a permanecer sin disociarse y, por ende, a modificar en menor medida el pH resultante.

Como ejemplos de ácidos fuertes cabe citar al ácido clorhídrico, ácido sulfúrico, ácido nítrico, ácido perclórico, ácido bromhídrico o ácido yodhídrico. Los ácidos fuertes a menudo son corrosivos. Dentro del grupo de ácidos débiles encontramos al ácido fosfórico, ácido hipobromoso, ácido sulfhídrico, ácido bórico y ácido carbónico. También existen numerosos ácidos orgánicos débiles como el cítrico, el acético, el málico, el fumárico o el propiónico. Los ácidos orgánicos a menudo son constituyentes celulares con importantes funciones biológicas y se originan por diversos procesos, quizá el más común sea la fermentación de hidratos de carbono.

Los ácidos grasos como el palmítico, el esteárico, el láurico y el oleico se asocian con las membranas biológicas y son importantes constituyentes de frutos y semillas. Los ácidos grasos conocidos como omega-3, tan populares en la actualidad, son compuestos poliinsaturados que se toman de la dieta, ya que el humano no puede biosintetizarlo. Los ácidos grasos omega-3 son beneficiosos en términos de salud cardiovascular y también tienen acción antiinflamatoria y anticoagulante; contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos y la presión sanguínea. Los pescados y los vegetales son especialmente ricos en ácido omega 3.



Productos alimenticios que consumimos a diario como queso, vinagre, gaseosas, frutas o yogures contienen ácidos, que les confieren, junto con otras sustancias, sus sabores y aromas característicos. Muchos de esos ácidos, asimismo, contribuyen a prolongar la vida útil de producto. La obtención de ciertos tipos de forraje también se basa en una fermentación que origina ácidos. Otro ácido muy importante en la industria es el ácido benzoico,  que se emplea como conservante en un sinnúmero de productos alimenticios, ya que evita la aparición de fermentaciones no deseadas y de mohos. También se lo emplea como conservante en conservas de vegetales y en mermeladas y salsas.

Artículos Relacionados:


Derechos Reservados

© Está permitida la reproducción parcial o total de los artículos de este sitio web, con la condición de que sea reconocido mediante un enlace como fuente de información consultada.