Ejemplos de pleonasmos

Los pleonasmos son equivocaciones lingüísticas donde se hace uso de palabras superfluas ya que no ninguna información a la idea que se intenta expresar. Por ejemplo: Salgamos afuera.

Sin embargo, también pueden ser utilizados como recursos literarios o figuras retóricas que incorporan adrede el uso innecesario de ciertas palabras. Suelen ser utilizados con el fin de dar una mayor fuerza a ciertas características o ideas que se intentan resaltar.

Algunos ejemplos son:

  • Sube arriba que te estaré esperando.
  • Miguel ríe con fuertes risas cuando escucha el nombre de su amada.
  • Marcos aplaude enfáticamente con las palmas de sus manos cuando disfruta de algo.
  • El pájaro volaba por los aires cuando me levanté esta mañana.
  • La justa justicia ha sido aplicada.
  • Te vi con mis propios ojos cuando robabas aquellos caramelos.
  • La verdadera verdad ha sido descubierta.
  • Baja para abajo así buscas tus cosas antes de marcharte.
  • Esta es una réplica exacta de aquel cuadro del Medioevo.
  • Repíteme otra vez aquella historia que me contabas cuando era tan solo una niña.
  • Nos volvimos a reencontrar.
  • La película era claramente obvia.
  • Come la comida antes de que se enfríe.
  • ¿No te he dicho que te metas dentro de la casa?
  • Continuaron avanzando hacia adelanta toda la noche.
  • Estábamos saltando en la cama hacia arriba cuando mi madre llegó.
  • Me metí en la pileta porque estaba muy acalorada por el calor.
  • Cuando éramos niños adorábamos oír el campaneo de las campanas cuando los levantábamos.
  • Hemos presenciado un accidente involuntario esta mañana cuando íbamos a la escuela.
  • La maestra me ha dicho que me calle la boca o me sacará de la clase.
  • Me regalaron este libro gratis, soy muy afortunado.
  • Ya estoy cansada de las mentiras mentirosas que me dice Agustín.
  • ¡Qué agua tan húmeda!
  • No tienes nada que discutir, es mi sentimiento personal.
  • ¿Por qué no sales afuera y verificas si aún continúa la lluvia?

Similares: