A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z


Ejemplos de oraciones


Una oración es una unidad de sentido compuesta por una palabra o una serie de palabras con autonomía sintáctica. Existen distintos tipos de oraciones según su intención o su estructura.

Según su estructura:

  1. Oraciones unimembres. Son oraciones sin verbo o con un verbo impersonal. No tienen sujeto ni predicado y suelen utilizar para expresar un saludo, admiración, imperativas o vinculadas con cuestiones meteorológicas. Por ejemplo:
  • Hace frío.
  • Hay una fiesta.
  • Se vende agua.
  • Es de noche.
  • Se prohíbe ingresar con mascotas.
  • Es de noche.
  • Buenas noches.
  • Hola.
  • Adiós.
  • ¡Por Dios!
  • Silencio.
  • Nieva.
  • Hasta pronto.
  • Mucho gusto.
  • Muchas gracias.
  • Está soleado.
  • Es verano.
  • Huele bien.
  • No hay nadie.
  • Llueve mucho.
  • Ándate.
  • ¿Qué?
  • Hay comida.
  • Hubo un fuerte terremoto.
  • ¡Ayuda!
  1. Oraciones bimembres. Cuentan con dos miemebros: sujeto y predicado, aunque el sujeto puede estar técito (es decir, no está escrito pero se deduce). Por ejemplo:
  • Se fueron mis amigos.
  • Los chicos se fueron al cine.
  • Ana es una chica muy estudiosa.
  • Los inviernos aquí son muy fríos.
  • Juana se fue por la mañana.
  • La casa está desordenada.
  • El doctor curó a Juan.
  • El gobernador anunció nuevas medidas educativas.
  • Andrea se portó muy mal en su cumpleaños.
  • Jazmín ahorró mucho dinero en las vacaciones.
  • El perro destrozó el jardín.
  • El payaso hizo un muy buen espectáculo.
  • Ayer jugamos al fútbol en la nueva cancha.
  • El postre estaba delicioso.

Según su intención:

  1. Oraciones interrogativas. Se utilizan para pedir una respuesta y se encuadran entre signos de pregunta (¿?). Algunos ejemplos son:
  • ¿Qué hora es?
  • ¿Cuándo llega Juan?
  • ¿Cuánto cuesta este pantalón?
  • ¿Qué día es hoy?
  • ¿En qué transporte vamos?
  • ¿Vamos a tomar algo?
  • ¿Cómo llego al correo?
  • ¿Salimos a correr un rato?
  • ¿Te gustó la comida?
  • ¿Cómo me queda este vestido?
  • ¿Dónde compraste esto?
  • ¿Le habrá gustado el regalo?
  • ¿Qué te pareció la película?
  • ¿Cómo arreglo esto?
  • ¿Por qué hay que ir tan temprano?
  • ¿Para qué llevas la sombrilla?
  • ¿Te quieres casar conmigo?
  • ¿Cuándo te enteraste?
  • ¿Vamos?
  1. Oraciones exclamativas. Se utilizan para enfatizar un sentimiento de sorpresa, admiración, alegría, enojo. Algunos ejemplos son:
  • ¡Bravo!
  • ¡Increíble!
  • ¡Asombroso!
  • ¡Oh Dios!
  • ¡Qué feo!
  • ¡Qué suerte!
  • ¡Te envidio!
  •  ¡Ay!
  • ¡Qué alegría!
  • ¡Qué caro!
  • ¡Gracias!
  • ¡Hola!
  • ¡Pobrecito!
  • ¡Espantoso!
  • ¡No!
  • ¡Hey!
  • ¡Fuego!
  • ¡Cuidado!
  • ¡Ayuda!
  1. Oraciones dubitativas. Se utilizan para expresar hechos dudos o no comprobados. Por ejemplo:
  • Quizás mañana te vaya a ver.
  • Seguramente ya sepa que nos fuimos.
  • Capaz llueve.
  • Estoy casi segura de que vive aquí.
  • Puede ser que la persona que esté parada allí sea el cumpleañero.
  • Tal vez debamos esperar un rato más.
  • Mañana seguramente viene Juan.
  • Seguramente está descansando.
  • Tal vez puedo ayudarte con eso.
  • Estoy casi seguro de que mañana habrá sol.
  • Creo que su nombre es Ana.
Artículos Relacionados:


Derechos Reservados

© Está permitida la reproducción parcial o total de los artículos de este sitio web, con la condición de que sea reconocido mediante un enlace como fuente de información consultada.