A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Ejemplos de oraciones


En gramática, se entiende bajo el concepto de oración a aquella palabra o serie de palabras que cuentan con autonomía sintáctica, es decir, que son unidades de sentido. Estas unidades son las más pequeñas que logran expresar proposiciones lógicas.

Las oraciones pueden ser clasificadas de diversas maneras, algunas formas son las siguientes:

 

Oraciones unimembres:

Estas oraciones presentan un verbo impersonal, como es, hace o hay, o bien, no contienen verbo alguno y jamás tienen sujeto.  Generalmente, las oraciones de este tipo son de saludo, de admiración, imperativas o vinculadas con cuestiones meteorológicas. Algunos ejemplos de estas oraciones son:

–          Hace frío.

–          Hay una fiesta.

–          Se vende agua.

–          Es de noche.

–          Se prohíbe ingresar con mascotas.

–          Es de noche.

–          Buenas noches.

–          Hola.

–          Adiós.

–          ¡Por dios!

–          Silencio.

–          Nieva.

–          Hasta pronto.

–          Mucho gusto.

–          Muchas gracias.

–          Está soleado.

–          Es verano.

–          Huele bien.

–          No hay nadie.

–          Llueve mucho.

–          Ándate.

–          ¿Qué?

–          Hay comida.

–          Hubo un fuerte terremoto.

–          ¡Ayuda!

 

Oraciones bimembres:

Las oraciones bimembres, en cambio, cuentan con varias palabras que poseen sentido. En ellas sí hay verbo y se estructuran en dos partes, sujeto y predicado. Puede ocurrir que en estas oraciones no se exprese el sujeto, como por ejemplo si se dice: “Trajimos comida”. Algunos ejemplos de estas oraciones son:

–          Se fueron mis amigos.

–          Los chicos se fueron al cine.

–          Ana es una chica muy estudiosa.

–          Los inviernos aquí son muy fríos.

–          Juana se fue por la mañana.

–          La casa está desordenada.

–          El doctor curó a Juan.

–          El gobernador anunció nuevas medidas educativas.

–          Andrea se portó muy mal en su cumpleaños.

–          Jazmín ahorró mucho dinero en las vacaciones.

–          El perro destrozó el jardín.

–          El payaso hizo un muy buen espectáculo.

–          Ayer jugamos al fútbol en la nueva cancha.

–          El postre estaba delicioso.

 

Oraciones interrogativas:

Por medio de estas oraciones el interlocutor expresa algo que no conoce, por medio de una pregunta. A la hora de redactarlas se le deben colocar los signos de interrogación: ¿?. A continuación se colocan algunos ejemplos de oraciones interrogativas:

–          ¿Qué hora es?

–          ¿Cuándo llega Juan?

–          ¿Cuánto cuesta este pantalón?

–          ¿Qué día es hoy?

–          ¿En qué transporte vamos?

–          ¿Vamos a tomar algo?

–          ¿Cómo llego al correo?

–          ¿Salimos a correr un rato?

–          ¿Te gustó la comida?

–          ¿Cómo me queda este vestido?

–          ¿Dónde compraste esto?

–          ¿Le habrá gustado el regalo?

–          ¿Qué te pareció la película?

–          ¿Cómo arreglo esto?

–          ¿Por qué hay que ir tan temprano?

–          ¿Para qué llevas la sombrilla?

–          ¿Te quieres casar conmigo?

–          ¿Cuándo te enteraste?

–          ¿Vamos?

 

Oraciones exclamativas:

Por medio de estas oraciones, el emisor expresa algún afecto, ya sea de alegría, tristeza, asombro, enojo o indignación con respecto a algo. Algunos ejemplos de estas oraciones son:

–          ¡Bravo!

–          ¡Increíble!

–          ¡Asombroso!

–          ¡Oh dios!

–          ¡Qué feo!

–          ¡Qué suerte!

–          ¡Te envidio!

–          ¡Ay!

–          ¡Qué alegría!

–          ¡Qué caro!

–          ¡Gracias!

–          ¡Hola!

–          ¡Pobrecito!

–          ¡Espantoso!

–          ¡No!

–          ¡Hey!

–          ¡Fuego!

–          ¡Cuidado!

–          ¡Ayuda!

 

Oraciones dubitativas:

En estas oraciones el interlocutor expresa con qué probabilidad puede ocurrir algo, intenta no comprometerse con lo que dice o demuestra su duda sobre algo en particular. Algunos ejemplos de estas oraciones pueden ser:

–          Quizás mañana te vaya a ver.

–          Seguramente ya sepa que nos fuimos.

–          Capaz llueve.

–          Estoy casi segura de que vive aquí.

–          Puede ser que la persona que esté parada allí sea el cumpleañero.

–          Tal vez debamos esperar un rato más.

–          Mañana seguramente viene Juan.

–          Seguramente está descansando.

–          Tal vez puedo ayudarte con eso.

–          Estoy casi seguro de que mañana habrá sol.

–          Creo que su nombre es Ana.

 

Artículos Relacionados:


Derechos Reservados

© Está permitida la reproducción parcial o total de los artículos de este sitio web, con la condición de que sea reconocido mediante un enlace como fuente de información consultada.