A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Ejemplos de hipérbaton


El hipérbaton es una de las tantas figuras retóricas existentes, entendiendo a estas últimas como alteraciones en el orden sintáctico o palabras usadas para que alguna idea o expresión adquiera mayor impacto. Para adquirir esto, se altera el orden de las palabras utilizado habitualmente o bien, se desvía el sentido literal de las cosas. En el caso del hipérbaton, las palabras que forman parte de una frase sufren una alteración en el orden lógico.

Este recurso fue muy utilizado en la etapa barroca y durante el siglo XV y algunos ejemplos de hipérbaton pueden ser:

  1. Caían como lluvia las hojas de los árboles otoñales.
  2. No lo quiera tu madre.
  3. Perplejo me he quedado.
  4. Mi hogar, lejos se encuentra.
  5. Suavemente cantaban las aves cada primavera.
  6. Es bella la sonrisa que ilumina tu rostro.
  7. Visitaba la vieja ciudad, como cada verano.
  8. Admirable la música compuesta por el excéntrico Mozart.
  9. Regresarán exhaustas las aves del sur.
  10. Bellos son tus ojos café.
  11. Ríen los niños en el parque.
  12. Marrones hojas cubren el suelo.
  13. Visitan la costa las aves hambrientas.
  14. Bellas son las nubes que cubren la luna brillante.
  15. Tibias son las aguas que bañan las costas.
  16. A sus hijos la madre protege en medio de la tormenta.
  17. Con suavidad las hojas eran movidas por la brisa de verano.
  18. Anonadada por sus expresiones, la joven decidió abandonar el lugar.
  19. Sonreían los jóvenes enamorados en medio de la muchedumbre y el bullicio.
  20. A la muchedumbre el anciano le dio sus sabios consejos.
  21. Jugaban alegremente entre los altos pinos.
  22. Comprendía la muchedumbre que con esa pequeña ayuda nada alcanzaba.
  23. Entre la neblina y la oscuridad se asomaban los ojos del temeroso animal.
  24. Asustados corrieron a los brazos de sus madres.
  25. Suave es tu cabello rojizo.
  26. Dichosos los ojos que te ven.
  27. Con emoción cantaban los jóvenes el himno.
  28. Derramaban lágrimas de alegría.
  29. Tristemente los jóvenes debieron despedirse una vez más.
  30. Fríos son los días en el norte.

Derechos Reservados

© Está permitida la reproducción parcial o total de los artículos de este sitio web, con la condición de que sea reconocido mediante un enlace como fuente de información consultada.


Artículos Relacionados: