A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Ejemplos de género dramático


El género dramático (también conocido sencillamente como drama) es uno de los tres géneros literarios, además del género narrativo y el género poético. Las obras dramáticas se basan en la representación teatral de episodios, eventos o conflictos humanos mediante el diálogo o el monólogo, y que tienden a alguna clase de resolución, la cual puede ser positiva (en cuyo caso se trata de una comedia) o negativa (una tragedia).

El objetivo de una obra del género dramático es lograr que el espectador se implique emocionalmente en la acción, ya que la obra dramática está escrita y pensada para su exhibición pública en un teatro, por lo que suele estar acompañada en su representación de otras expresiones artísticas, tales como la actuación, la música, etc. En los dramas no hay narrador ni yo poético, sino que los sucesos transcurren mediante diálogos entre los personajes y son representados por actores cuando son llevados al teatro.

Anuncios

Un elemento central en toda obra dramática es el conflicto, ya que en las obras de este género pueden identificarse dos fuerzas contrapuestas que están en pugna entre sí, y que pueden ser elementos externos o internos de los personajes (ya sean emociones, condicionamientos sociales, dioses, normas morales, etc.). El desarrollo del conflicto entre estas dos fuerzas es lo que permite el desarrollo argumental de la obra.

Géneros del drama

Las obras dramáticas suelen clasificarse en dos grandes géneros:

  • Géneros realistas: incluye la comedia y la tragedia (que son las manifestaciones más antiguas y comunes de la obra dramática), además de la pieza de teatro, que apreció en el siglo XX.
  • Géneros no realistas: incluye diversos géneros, tales como la tragicomedia, el melodrama, la farsa (a veces clasificada en un género propio) y la obra didáctica.

No obstante, también existe otra clasificación que distingue a las obras dramáticas según su si pertenecen a las llamadas formas mayores o menores del drama:

  • Formas mayores: tragedia, comedia, tragicomedia, auto sacramental, drama histórico, drama social, drama lírico, drama isabelino, drama satírico, entre otros.
  • Formas menores: entremés, paso, monólogo, farsa, vodevil.

Estructura de una obra dramática

Por lo general, todas las obras dramáticas están organizadas de acuerdo a una estructura general que divide la acción y el desarrollo de la historia en tres partes claramente diferenciadas:

  • Introducción o presentación del conflicto: en esta primera parte, se expone la situación del protagonista (situación económica, sentimental, familiar, etc.), se plantean cuáles son los objetivos que éste persigue, se presentan los obstáculos o dificultades que debe enfrentar para lograrlos, y se muestran cuáles serán las fuerzas en pugna a lo largo de la obra.
  • Desarrollo de la acción: en esta etapa, el conflicto se desarrolla progresivamente, aumentando la tensión y la complejidad de la historia, hasta desembocar en alguna clase de enfrentamiento o de pugna entre las fuerzas en conflicto.
  • Desenlace de la acción: en la etapa final, se llega a una resolución del conflicto presentado al inicio de la obra, ya sea mediante la superación del obstáculo, la muerte de un personaje, un cambio moral, etc.

Además, una obra dramática tiene dos tipos de textos muy diferentes, que cumplen distintas funciones:

  • Texto principal: se trata del contenido de la obra, y se divide en actos (unidades temporales y narrativas que empiezan y terminan con la subida y bajada del telón), cuadros (cambian cuando cambia el decorado) y escenas (determinada por la entrada o salida de personajes).
  • Texto secundario: aporta información relativa a la representación teatral, que puede incluir datos sobre el lugar en el que transcurre la acción, descripción sobre el mobiliario, la iluminación, el vestuario de los personajes, movimientos, sonidos, etc.

Ejemplos de textos dramáticos

Edipo: Yocasta, mi bien amada esposa, ¿por qué me has mandado recado de salir aquí afuera?

Yocasta: Escucha lo que dirá este hombre y observa, cuando le hayas oído, hasta qué punto son venerables los divinos oráculos.

Edipo: Y éste, ¿quién es y qué tiene que decirme?

Yocasta: Un corintio que ha venido a anunciarte que Pólibo, tu padre, no vive ya, sino que ha muerto.

Edipo: ¿Qué dices? A ver, extranjero, explícamelo tú mismo.

Mensajero: Si mi primera misión es darte, sobre este punto, una embajada exacta, has de saber que sí: el rey ha muerto.

 

Señora Page: Eres un buen muchacho. Este secreto tuyo te hará de sastre, haciéndote un jubón y unas calzas nuevas. Voy a esconderme.

Señora Ford: Hacedlo así. Ve a decir a tu amo que estoy sola. (Se va Robín) Señora Page, acordaos de la frase de vuestra entrada.

Señora Page: Os lo aseguro; si no lo hago bien; me podéis silbar. (Se va)

Señora Ford: Vamos allá entonces. Trataremos bien a esta humedad insalubre, a esta gorda calabaza acuática. Le enseñaremos a distinguir las tórtolas de las pájaras.

Entra Sir John Falstaff.

Falstaff: “¿Te hecho ya mía, mi divina joya?” ¡Ah, ahora puedo morir, pues ya he vivido bastante: éste es el término de mi ambición! ¡Ah, hora bendita!



 

Tranio: Algún humor extraño le habrá incitado a ese modo de vestir: pero muchas veces va mal vestido.

Bautista: Me alegro de que venga, como quiera que venga.

Biondelo: ¡Pero señor, si no viene él!

Baustista: ¿No decías que venía?

Biondelo: ¿Quién? ¿Qué venía Petrucho?

Baustista: Si, que venía Petrucho.

Biondelo: No, señor, digo que viene su caballo, con él a lomos.

Bautista: Bueno, es todo uno.

70 ejemplos de obras dramáticas

  • “Fausto” de Goethe
  • “Un tranvía llamado deseo” de Tennesse Williams
  • “Madre Coraje” de Bertolt Brech
  • “La gaviota” de Antón Chéjov
  • “Fuenteovejuna” de Lope de Vega
  • “El juez de los divorcios” de Miguel de Cervantes
  • “El burlador de Sevilla” de Tirso de Molina
  • “Bajarse al moro” de José Luis Alonso de Santos
  • “Hamlet” de William Shakespeare
  • “Muerte de un viajante” de Arthur Miller
  • “Tres sombreros de copa” de Miguel Mihura
  • “El triciclo” de Fernando Arrabal
  • “El tragaluz” de Antonio Buero Vallejo
  • “Ñaque” de José Sanchis Sinisterra
  • “Calígula” de Albert Camus
  • “El mejor alcalde del rey” de Lope de Vega
  • “La vida es sueño” de Calderón de la Barca
  • “El Tartufo” de Moliere
  • “La Celestina” de Fernando de Rojas
  • “La Orestíada” de Esquilo
  • “Edipo Rey” de Sófocles
  • “Las nubes” de Aristófanes”
  • “Las sillas” de Eugene Ionesco
  • “Final de partida” de Samuel Becket
  • “Bodas de sangre” de Federico García Lorca
  • “El portero” de Harold Pinter
  • “Todos eran mis hijos” de Arthur Miller
  • “”Muerte accidental de un anarquista” de Dario Fo
  • “Casa de Muñecas” de Enrique Ibsen
  • “Edipo Rey” de Sófocles
  • “La gata sobre el tejado de zinc caliente” de Tennesse Williams
  • “Eloísa está debajo de un almendro” de Enrique Jardiel Poncela
  • “Tú estás loco, Briones” de Fermín Cabal
  • “Los intereses creados” de Jacinto Benavente
  • “”Estudio en blanco y negro” de Virgilio Piñera
  • “El robo del cochino” de Abelardo Estorino
  • “Medea en el espejo” de José Triana
  • “El mercader de Venecia” de Shakespeare
  • “El caballero de Olmedo” de Lope de Vega
  • “El alcalde de Zalamea” de Calderón de la Barca
  • “El señor Puntilla y su criado Matti” de Bertold Brecht
  • “El enfermo imaginario” de Moliere
  • “El sí de las niñas” de Leandro Fernández de Moratín
  • “El malentendido” de Albert Camus
  • “Realidad” de Benito Pérez Galdós
  • “Seis personajes en busca de autor” de Luigi Pirandello
  • “Hernani” de Víctor Hugo
  • “El laberinto” de Fernando Arrabal
  • “El jardín de los cerezos” de Antón Chéjov
  • “La casa de Bernarda Alba” de Federico García Lorca
  • “Mirando hacia atrás con ira” de John Osborne
  • “¡Ay, Carmela!” de José Sanchis Sinisterra
  • “Miles gloriosus” de Plauto
  • “Historia de una escalera” de Antonio Buero Vallejo
  • “Esperando a Godot” de Samuel Becket
  • “Electra Garrigó” de Virgilio Piñera
  • “El invernadero” de Harold Pinter
  • “Las moscas” de Jean-Paul Sartre
  • “El zoo de cristal” de Tennesse Williams
  • “La estanquera de Vallecas” de José Luis Alonso de Santos
  • “La cantante calva” de Eugene Ionesco
  • “Días felices” de Samuel Becket
  • “El veraneo” de Carlo Goldoni
  • “El gran teatro del mundo” de Calderón de la Barca”
  • “El avaro” de Moliere
  • “Edipo en Colona” de Sófocles
  • “Medea” de Eurípides
  • “Las ranas” de Aristófanes”
  • “Adúltera” de José Martí
Artículos Relacionados:


Derechos Reservados

© Está permitida la reproducción parcial o total de los artículos de este sitio web, con la condición de que sea reconocido mediante un enlace como fuente de información consultada.