Ejemplos de epítetos

El epíteto es una de las figuras retóricas más utilizadas, sobretodo en la etapa renacentista, que consiste en el uso de adjetivos que no agregan información y que resultan innecesarios para comprender el texto, ya que suelen ser redundantes. Su función es darle énfasis al término al cual acompañan. Por ejemplo: El blanco lirio se encontraba en su florero favorito, El frío hielo comenzó a derretirse gracias al caluroso sol.

Ejemplos de epítetos

  1. La dulce miel se sentía antes de llegar a la cocina.
  2. La joven reposaba en el verde pasto mientras las mariposas volaban a su alrededor.
  3. El caluroso sol iluminaba la triste ciudad.
  4. La fría nieve había llegado para quedarse un largo tiempo.
  5. La roja sangre había sido derramada en el suelo.
  6. Siempre le gustaba visitar los verdes prados junto a su mascota.
  7. La noche oscura se hizo eterna para ambos.
  8. Sólo miraban la luna brillante y las palabras ya no fueron necesarias.
  9. La clara agua refrescó su rostro cansado.
  10. El frío helado sació sus ganas de comer.
  11. La blanca nieve embelleció todo el pueblo.
  12. El sol rubio se asomaba por detrás de las montañas cubiertas de nieve.
  13. El fuego caluroso se ubicaba en el centro de la ronda, en la que todos cantaban con alegría.
  14. Los caballos formaban un hermoso paisaje recostados en la verde hierba.
  15. La lluvia húmeda logró refrescar un poco la tarde.

Similares: