A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Ejemplos de contratos


Los contratos son definidos como acuerdos entre voluntades, siempre avalados por el sistema jurídico vigente. El mismo puede ser escrito u oral. Las partes del contrato  aceptan la renuncia a un determinado derecho y el acceso a otro.  El contrato es utilizado como un mecanismo que regule esta relación y los derechos que se pondrán en juego.

Existen diversos ejemplos de contratos, algunos de ellos son:

Contrato de locación: en este tipo de contrato una de las partes se ve obligada a abonar una determinada cantidad de dinero a cambio del uso temporal de un servicio, obra o cosa. Las partes son llamadas locador, que es quien presta la cosa o el servicio y el locatario, quien hace uso de los mismos y debe remunerarlo. En la antigua Roma este tipo de contratos no existían como tal, solo se ejecutaban los contratos de compra venta.  En este tipo de acuerdos los locatarios deben cumplir con obligaciones tales como pagar con la moneda convenida, devolver la cosa en tiempo y forma y utilizarla de manera responsable. Por otro lado el locador debe posibilitar el libre uso de la cosa, obra o servicio que se requerido, rembolsar al locatario el dinero invertido en el mismo y realizan las reparaciones que requiera la cosa.

Contrato de préstamo de consumo: normalmente conocido bajo el nombre de contrate mutuo, consiste en que una de las partes, llamado prestamista,  entrega ciertas cosas fungibles, es decir que pueden ser consumida al mutuario. Este último se compromete a devolverlas en un determinado lapso de tiempo, siendo las nuevas cosas de igual calidad y género.

Contrato de sociedad: estos acuerdos son dados entre dos o más individuos, que se obligan a poner ciertas actividades y bienes en común. El objetivo es obtener una utilidad compartida. Los aportes que realizan los socios pueden ser distintos, tanto en calidad como en cantidad. Se considera que para que estos contratos sean válidos debe constar el consentimiento de ambas partes. Cuando las sociedades son disueltas normalmente debe recurrirse a una partición de los bienes,  la misma puede ser por medio de un acuerdo o un litigio, en caso de conflicto. Las disoluciones de las sociedades pueden ser  causadas por distintos motivos, ejemplo por la finalización de la actividad por la cual había sido creada la sociedad, por la muerte de alguno de los miembros, por expiración del contrato, por voluntad o conflictos.

Contrato de compra – venta: en este caso las partes son llamadas comprador y vendedor, el primero se compromete a entregar al segundo una determinada cantidad de dinero a cambio de que el vendedor le entregue una propiedad. Como ha sido mencionado anteriormente, este tipo de contratos es utilizado desde la antigua Roma. Los mismos han ido modificándose con el paso del tiempo, por ejemplo en un principio el intercambio no era como en la actualidad que se realizaban intercambios con otros objetos, luego serían introducidos los metales y por último el dinero como lo conocemos hoy en día. Además con el trascurso de los años, se le fueron agregando ciertos requisitos, como las garantías, la adición de cláusulas dentro del contrato y otro tipo de pactos.

 

Artículos Relacionados:


Derechos Reservados

© Está permitida la reproducción parcial o total de los artículos de este sitio web, con la condición de que sea reconocido mediante un enlace como fuente de información consultada.