Ejemplos de monosacáridos

Los monosacáridos son elementos que pueden ser compuestos por tres, cuatro, cinco, seis e incluso siete átomos de carbono en una sola molécula. Se caracterizan por ser cristalinos, sólidos, capaces de disolverse en agua, incoloros y dulces.

Algunos ejemplos de monosacáridos son:

  • Glucosa. Es el mayor nutriente de las células humanas y, por tanto, la mayor fuente de la energía de cuerpo. Su trasporte es a través del torrente sanguíneo. No son muchos los alimentos que la contienen naturalmente, solo la miel y ciertas frutas, como las uvas.
  • Galactosa. Comúnmente llamada “azúcar de la leche”, su composición es de seis átomos de carbono. La galactosa puede ser encontrada en los lácteos (como leche, yogures, quesos) y también en ciertas legumbres. La galactosa es muy utilizada en la fabricación de todo tipo de alimentos.
  • Fructosa. Es un hidrato de carbono simple que se conoce por su gran poder de endulzar. Es uno de los componentes elementales de la miel, junto con la glucosa. También puede ser encontrada en otro tipo de vegetales y frutas, como en peras y manzanas, y es muy utilizada como endulzante en la industria de las gaseosas y jugos artificiales.
Artículos Relacionados: