Ejemplos de paradigmas

Un paradigma es un modelo o ejemplo a seguir. Si bien originalmente este concepto solía ser utilizado en cuanto a la retórica y a la gramática, a mediados del siglo pasado comenzó a ser aplicad0 a los modelos dentro de las distintas disciplinas de la ciencia, en la religión o en la epistemología para hacer referencia a un marco teórico, es decir, el conjunto de teoría que se aplican en un momento preciso.

Los paradigmas pueden cambiar, es decir, a causa de diversos motivos son aceptadas nuevas ideas como verdaderas.

  • Un ejemplo de paradigma era cuando se creía que la tierra era el centro del universo y los otros planetas y el sol giraban en torno a la tierra. Este era un paradigma geocéntrico, que cambió a causa de nuevos descubrimientos, dejando de lado esta postura para adoptar una nueva, la heliocéntrica, donde se entiende que el sol es el centro de nuestro sistema, y los planetas giran a su alrededor.
  • Otros ejemplos de paradigma son el de la óptica física (que entiende a la luz como una onda en lugar de un rayo) o el de la física relativista, elaborada por Einstein y rompiendo con los paradigmas anteriores del electromagnetismo y la mecánica de Newton.
  • Dentro de la mecánica también existieron otros paradigmas. Por ejemplo: la mecánica clásica (a través de las leyes explica el comportamiento de cuerpos macroscópicos que se movilizan en velocidades muy reducidas o se encuentran en estado de reposo), la mecánica de Aristóteles o mecánica cuántica, que estudia las estructuras de los átomos y permite que se expliquen ciertos fenómenos que no podían ser analizados con los paradigmas anteriores.
  • Dentro de las ciencias sociales existen también distintos paradigmas, algunos ejemplos de los mismos son el paradigma socio crítico, el positivista, el de la complejidad, el interpretativo, metafísicos, el cientificista,  el constructor, el sociológico, el ideológico, etc.
  • Dentro de las técnicas educativas también pueden ser mencionados diversos paradigmas, algunos ejemplos son el cognitivo, el ambientalista o el conductista. Este último paradigma encuentra sus orígenes en la teoría psicológica y la aplica a la educación.

Similares:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *