Ejemplos de conocimiento empírico

El conocimiento empírico es el saber que se adquiere por medio de la experiencia, la percepción, la repetición o investigación. Este tipo de saber se interesa por lo que existe y sucede, y no se interesa en lo abstracto. El conocimiento científico normalmente se basa del conocimiento empírico para analizar fenómenos.

Algunos ejemplos de conocimiento empírico son:

  1. Aprender a escribir. En este caso no basta con que alguien le enseñe a los más chicos a escribir, sino que se requiere de práctica y entrenamiento para dominar la escritura y lectura.
  2. Aprender idiomas. El conocimiento de idiomas solo es posible de adquirir si se practica de manera oral y escrita y además si se escucha a personas hablarlo.
  3. Experimentar la gravedad. Para saber que si se suelta algo en el aire caerá al piso o sobre la superficie más cercana, no hace falta conocer o entender la teoría de la gravedad.
  4. Conocer el color de las cosas. Muchas veces reconocemos el color de las cosas por medio de la experiencia. Sabemos, por ejemplo, el color del cielo o de una naranja por medio de percibirlo gracias del sentido de la vista.
  5. Conocer los estados del agua. Sin conocer el por qué científico, se sabee que sí se deja el agua en un recipiente que se encuentra expuesto al calor, el agua hervirá y luego se evaporará. Lo mismo si la dejo en un lugar muy frío, esta se congelará.
  6. Aprender a caminar. Requiere de la práctica y experiencia para poder ser llevado a cabo.
  7. Saber que el fuego quema. Muchas veces los niños colocan las manos en el fuego sin saber que los puede quemar y, a través de esta experiencia, comprenden el peligro del fuego sin conocer el motivo.
  8. Saber que si el cielo se encuentra nublado, probablemente lloverá. A través de la observación se deduce que la mayoría de las veces que el cielo está nublado llueve, esto permite tener una cierta predicción de lo que sucederá a través de la experiencia.
  9. Mezclar colores y lograr nuevos. Si mezclo ciertos colores se formarán otros. Por ejemplo, al combinar el azul y el amarillo, se podrá obtener el verde; si se mezcla rojo con blanco se obtiene rosa.
  10. Saber que todas las mañanas el sol saldrá a una hora aproximada y se esconderá a otra. Aunque no se conozca la rotación de la tierra alrededor del sol y sobre su propio eje, la salida y puesta del sol se pueden percibir.
Artículos Relacionados: