Archivos de categoría: Alimentos

Ejemplos de cereales

Los cereales (del latín Ceres, que era el nombre de la diosa romana de la agricultura) son un tipo de plantas gramíneas (poáceas) y herbáceas que crecen en forma de granos o semillas. Por ejemplo: maíz, quinoa, cebada, lino, chía.

Los cereales tienen grandes cantidades de almidón, un alto contenido energético, un alto contenido de fibra e hidratos de carbono y un bajo contenido calórico, razón por la cual son ampliamente consumidos en todo el mundo. Además, algunos cereales (trigo, cebada, centeno, avena) tienen grandes concentraciones de gluten, que es un tipo de proteína que permite la elasticidad de la masa de harina, lo cual resulta indispensable para la elaboración de panes y masas horneadas.

Los cereales han sido una de las principales fuentes de alimentación de la especie humana a partir del surgimiento de la agricultura. Los cereales se consumen de forma directa, a través del consumo de las semillas, o bien pueden procesarse y elaborarse para formar distintos tipos de harinas, panes y pastas. Además, son utilizados como fuente de alimentación del ganado, en forraje y paja, y muchos de ellos son utilizados en procesos productivos de diverso tipo, ya que permiten la elaboración de bebidas alcohólicas, fibras textiles, pinturas, almidón, fertilizantes, papel, combustibles, jarabes, polímeros orgánicos, entre otros.

Ejemplos de cereales

  1. Sorgo
  2. Centeno
  3. Lino
  4. Trigo
  5. Fonio
  6. Kamut
  7. Mijo
  8. Maíz
  9. Linaza
  10. Chía
  11. Quinua
  12. Arroz
  13. Alforfón
  14. Espelta
  15. Triticale
  16. Avena
  17. Farro
  18. Centeno
  19. Amaranto
  20. Cebada

Ejemplos de carbohidratos

Los carbohidratos son moléculas orgánicas que se componen de oxígeno, hidrógeno y carbono. Su función es conformar estructuras y materia orgánica (como tejidos o músculos) y almacenar la energía necesaria para realizar cualquier tipo de actividad.

Se dividen en complejos y simples, de acuerdo a su estructura y velocidad con la que pueden absorber y digerir azúcar. Los simples, tienen una o dos azúcares, mientras que los complejos cuentan con al menos tres.

Los carbohidratos simples pueden ser hallados, de manera natural, en alimentos como:

  • Frutas (manzana, banana, pera, melón, sandía, ananá, mango)
  • Verduras, (lechuga, zanahoria, repollo, choclo, acelga, espinaca o coliflor)
  • Leche y derivados (como yogurt, queso, crema, postres lácteos)

Además, pueden ser encontrados en azúcares refinados y procesados como:

  • Bebidas carbonatadas como el caso de las bebidas gaseosas que no son dietéticas.
  • Jarabes.
  • Golosinas.
  • Azúcar de mesa.
  • Dulces, miel, amasados, mermeladas.

Algunos ejemplos de hidratos de carbono  complejos, caracterizados por ser ricos en almidón, son:

  • Verduras ricas en almidón (jícama, patata o papa).
  • Cereales integrales (avena, trigo, arroz o centeno).
  • Legumbres (lentejas, alfalfa, soja, guisantes, cacahuates, haba, garbanzos).
  • Pastas.

Ejemplos de alimentos transgénicos

Los alimentos transgénicos son aquellos que han sido modificados genéticamente. Esta modificación es posible gracias a la introducción de nuevos elementos en su ADN a través de técnicas aplicadas por la ingeniería genética.

Algunos ejemplos son:

  • Maíz transgénico. Los nuevos genes son insertados en el genoma de la planta. Gracias a las modificaciones que recibe resulta más resistente a insectos, herbicidas y a los glifosatos. Los granos de maíz que son producidos gracias a las transformaciones genéticas se caracterizan por su color anaranjado y suelen ser muy brillantes.
  • Soja transgénica. Los cambios se realizan a partir de genes extraídos de los herbicidas de bacterias y se introducen en las semillas de la soja.  Cuando la misma es modificada resulta más resistente a ciertos herbicidas y a los glifosatos.
  • Papas transgénicas. La enzima del almidón es invalidada ya que es introducida una copia antagónica al gen que la anula. Para poder producir papas transgénicas es necesario generar las condiciones necesarias.
  • Trigo transgénico. Resulta mucho más resistente ante los insectos, plagas y sequías.
  • Carnes transgénicas. Los animales (cerdos, vacas, aves y peces) pueden ser modificados para incrementar el peso y tamaño de los animales y además acelerar el tiempo de su desarrollo.
  • Tomates transgénicos. Se diferencian de los comunes por que el tiempo en el que se descomponen una vez cosechados es mucho mayor. Para ello una de sus enzimas debe ser inhibida genéticamente gracias a su gen opuesto, que debe ser introducido en el genoma de la tomatera.
  • Café transgénico. Suele ser modificado con el objetivo de aumentar la producción, dar mayor resistencia a los insectos, disminuir los niveles de cafeína y potenciar su aroma.
  • Uvas transgénicas. Suelen ser modificadas para aumentar su resistencia y eliminar las semillas que producen.